Blink-182: una trayectoria punk-pop


en Blink-182/NOVENTAS 90's por

Los años 90s: una época de cambio.

A nivel musical, la última década del siglo XX, estuvo marcada por cambios y tendencias en la música mundial.


Surgió y a la vez se podría decir que murió el Grunge, género musical que se originó en la ciudad de Seattle, Washington. Este género lo marcaron bandas como Alice in Chains, Pearl Jam, Nirvana, y Soundgarden. Además, este género será por siempre recordado por la muerte del vocalista de Nirvana, Kurt Cobain.

El decline del Grunge vio el resurgir bandas musicales un poco no agradables, como los Boybands y el surgimiento del pop y el hip hop.

Grupos de rock alternativo pesados que tomaron como base el grunge, se consagraron como grupos post grunge y mas adelante llegaron a las listas de programación las bandas Nu-Metal.


Sin embargo, una banda surgió en medio de la sopa de géneros de la época. Una banda que con el pasar de los años se iba a consagrar por su sonido rápido y humor de escusado (toilet humor).

El trio punk de Blink-182 llegaba a la escena para marcar a toda una generación de jóvenes y adolescentes por el resto de sus vidas.

Blink-182, los reyes del Pop-Punk

Blink-182 llegaría a consagrarse como los amos de este género, el cual mezcla la rapidez del punk con las melodías “radio friendly” del pop, creando así un ritmo movido con melodía pegajosa que deleita de manera más fácil a los oyentes que la violencia del punk; un gusto adquirido.

Aunque los primeros discos del trió fueron bastante convincentes, no fue sino hasta el año de 1999 que la banda rompió records y vendió de más con su Enema of the State, y posteriormente el concierto de dicho álbum, The Mark, Tom and Travis Show (el cual fue mi primer CD en toda mi vida).

Llegarían a ser clásicos de los noventas y soundtracks de los “Teen Movies” de la época como “What’s My Age Again”, “Aliens Exist”, “Adam’s Song” y “All The Small Things” (como olvidar su icónico video).

El disco introdujo un elemento esencial en los años por venir de la banda: el señor baterista Travis Landon Barker y postuló a la banda como un peso pesado de los noventas, esto les produjo miles de nuevos seguidores que los empezaron a escuchar hasta finales del siglo XX y principios del nuevo milenio.

Blink-182 en el siglo XXI

La banda logró sobrevivir la época de los noventas, y ademas de dejar un legado bastante obvio, pudo evolucionar y establecerse igual o mejor a partir del año 2000.

Take Off Your Pants and Jacket y Blink-182 fueron dos álbumes que lograron contener la esencia de la banda, y a la vez experimentando con temas un poco mas serios y simbolismos mas obscuros. Se podía sentir como el trió que alguna vez fueron adolescentes rebeldes comenzaban a madurar y lo transmitían a través de su música.

Lastimosamente el trió se separó en el 2005 por motivos varios (problemas internos y varios proyectos alternos de los miembros).

Travis casi se nos va en un accidente de avión, el cual fue una razón para que la banda volviera a reunirse y entonces en el 2011 lanzar el álbum más serio y obscuro del trió: Neighborhoods.

Aunque el modo de producción y grabación de este disco fue algo que molestó a la banda, no cabe duda que el sonido de este disco es algo único y nunca antes visto por el trió, lo cual personalmente generó el mejor disco en la historia de la banda.

Posteriormente, en el 2012, la banda lazó el EP Dogs Eating Dogs, el cual al igual que Neighborhoods, seguía una producción musical mas pesada de lo normal, pero liricamente bastante madura y con temas mas serios que en sus obras musicales anteriores.

Ruptura y cambios positivos.

En el 2015, la banda se preparaba para grabar y lanzar un nuevo disco. Sin embargo, y para amargura de todos los fans, el guitarrista y miembro fundador, Tome DeLonge se separó de la banda. Aún se discute las razones verdades por las cuales dejó el trió.

No obstante el rompimiento de un miembro esencial (lo son todos en verdad), Travis y Mark encontraron un substituto en Matt Skiba de Alkaline Trio. Con un nuevo integrante y ganas de producir música, la banda lanzó a mediados del 2016 lo que para mi es el segundo mejor disco en su historia, California.

El disco ve a la banda volviendo a sus raíces de punk-pop, pero a la vez se puede apreciar una producción mas seria y cuidadosa. La simplicidad del disco y su claro y limpio sonido, que a la vez se ve experimentado con sonidos mas pesados y no convencionales para la banda, lo hacen un deleite para cualquier fan de verdad de la banda. Además, con el video del single “She’s Out of Her Mind”, la banda logró conectar a sus fans más primerizos, con los mas nuevos al recrear el famoso video de “What’s My Age Again”.

En fin, Blink-182 es esa banda que nos recuerda una época mas simple. Sobrevivir a los 90’s y lanzar un buen disco tras otro no es tarea fácil, y menos si se pierde a un integrante en el proceso.

Blink-182 es el ejemplo perfecto de la madurez musical: una banda californiana al estilo de las secundarias americanas, que con el pasar de los años cambió su estilo y lírica pero sin embargo mantuvieron el humor por el cual son tan conocidos y destacados. Como lo destaca su nombre, Blink tiene mas de 182 razones para que casi cualquier persona los oiga y les encante inmediatamente.

 

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*